lunes, 30 de enero de 2012

Tipnis y Conisur: abismal diferencia



Aunque no se la sintió en absoluto, la marcha de Conisur llegó a La Paz. O los marchistas son muy discretos o la ciudadanía se mostró absolutamente indiferente.
El caso es que entre la marcha del Tipnis y la que no vimos llegar hoy hay una abismal diferencia. La población no salió en multitudes desde tempranas horas como aconteció en octubre a la llegada de los marchistas del Tipnis; no se produjeron muestras de cariño, no hubo presencia total en las redes sociales. Tanta soledad transmitió la marcha de Conisur que ni el canal gubernamental hizo una transmisión en directo, como acostumbra a hacerlo en las manifestaciones de apoyo al Gobierno, como es el caso de ésta.

Más allá de las obvias diferencias, hay una razón de fondo que explica el por qué del gran recibimiento a la marcha del Tipnis y del estrepitoso fracaso de la del Conisur. Veamos.

La marcha del Tipnis comenzó “de abajo” y fue ganando adeptos en la medida que su causa era asimilada por la ciudadanía hasta hacerse un sentimiento nacional e internacional. Ayudaron, es cierto, las torpezas cometidas por el régimen, sobre todo las del ex ministro Llorenti, quien tuvo que ser “sacrificado” para no empeorar el repudio al mismísimo Presidente.

La marcha del Conisur fue promovida –apadrinada, más bien- “desde arriba” y nunca “prendió” en el corazón de la población. Una derrota –autogolazo- que se anota el régimen.

miércoles, 25 de enero de 2012

La industria del fin del mundo



Desde siempre, pero en particular los últimos 12 años, que, según sus vaticinadores, el fin del mundo está a la vuelta de la esquina. En este breve tiempo, hemos sobrevivido a al menos 5 anuncios en tal sentido.

Hay una suerte de industria del fin del mundo con componentes religiosos y pseudocientíficos. La secta Testigos de Jehová ha errado tantas veces en la fecha del acabose que ha optado por mantener un discreto silencio sobre este asunto. El cambio de siglo fue propicio para generar alguna inquietud al respecto –cuando en realidad estos guarismos son una mera convención para medir/registrar el paso del tiempo (no olvidemos que otros calendarios tienen su particular noción de siglos acumulados)-. Es más difícil que irrumpa un Jim Jones induciendo al suicidio ante la inminencia del Fin, y es casi imposible que un Orson Welles produzca una sicosis colectiva desde un micrófono.

Sin embargo la idea es seductora: lo apocalíptico está presente en todo gran relato aunque cada vez más devaluado dado que, el cálculo del día final está sometido a permanente revisión. Ahora, en nombre de los Mayas, vamos a disfrutar de otro día último sin grandes novedades.

Sus promotores, sin embargo, ya abrieron el paraguas indicando que podría tratarse no del fin del mundo sino de nosequé fenómeno sideral que involucra a Venus. Total que, puestos a jugar con la idea, tenemos libros, películas y series de televisión alrededor de ella.

Yo tengo la sensación de que de tanto “viene el lobo”, cuando lo haga de verdad nadie se va a dar por enterado y, de repente sea mejor así. Sobre mi propia desaparición de la faz de la Tierra y la de ésta de la faz del éter no tendría mayor temor; pero me costaría asumir que tanta cultura –la verdadera posesión del género humano- creada durante siglos tuviera un final caja negra.

Por lo pronto podemos comenzar a ser más generosos y más conscientes de lo que somos.

viernes, 20 de enero de 2012

Mucha muerte, poca Patria



Parece que bien distribuidas en el tiempo – de tres en tres, digamos- las muertes de ciudadanos bolivianos en hechos de acción política son pura estadística.

De alguna forma, el régimen ha hecho de la muerte una costumbre con la que convivir. Ya tiene la “técnica” –o el cuero- para pasar los cuestionamientos sin siquiera despeinarse: la responsabilidad nunca es suya; es siempre de otros –la derecha (¿no que ya la habían diezmado?), los infiltrados, el imperio…-. En el extremo, ha llegado a sugerir -La Calancha- que las víctimas “se autoeliminaron”.

Me inquieta escudriñar, entonces, las razones por las que, por más o menos la misma cantidad de muertos, hay todo un gobierno pasado sometido a juicio de responsabilidades y a una satanización espectacular mientras que el actual se pavonea como si tal cosa.

Voy a aventurar una hipótesis al respecto:

1. Cincuenta muertos “de un saque” (así puedan haber resultado de una circunstancia excepcional y claramente subversiva –acción reactiva estatal con eventual “uso desproporcionado de fuerza”-) impresionan más que mil “bien dosificados”. Curiosamente, esta última modalidad se parece más a un genocidio por la sistematicidad en su aplicación.

2. Las muertes provocadas por este régimen han ocurrido fuera del centro geográfico del poder (La Paz – El Alto), son una suerte de “muertes periféricas”. Las más próximas han sido las acaecidas en Caranavi y, por ello mismo, las más “sentidas”. En el epicentro del poder están las embajadas y las sedes de organismos globales que hacen de caja de resonancia de los conflictos. En octubre de 2003, prácticamente todas éstas instruyeron la evacuación de sus oficinas. ¿Quiere esto decir que cuando se produzca –si esto ocurriese- el primer muerto “céntrico”, recién el mundo alzara su voz contra este régimen de terror?...

Pero, además de matar físicamente, el régimen está preparando un crimen estadístico al eliminar de la boleta censal la categoría “mestizo/a” disparando contra, al menos, el 67% de la población boliviana, esencia de la Patria (este concepto más emocional que racional que hace a una nación).

Mucha muerte, poca Patria.

martes, 17 de enero de 2012

Nacido en la Constitución...



...Es decir, en la calle "Constitución", zona Challapampa (que queda "más abajito" de Achachicala y de Vino Tinto).

Y nací ahí, en la casa de la foto -no en un centro de maternidad- porque mi viejo trabajaba en la fábrica de textiles "Soligno", a dos cuadras de este inmueble. La comodidad, ante todo.

Me fascina el nombre de esta calle, paralela a otra con otro nombre sublime, "Independencia", pilares de una Bolivia republicana.

Lo que me llama la atención, sin embargo, es que al menos dos calles, paralelas o perpendiculares a éstas, no complementen el concepto con nombres como "Democracia" y "Unidad".

Total, que con algo de rimbombancia, puedo decir que me parieron en la Constitución.

viernes, 13 de enero de 2012

Las primeras 50 000



Hoy, viernes 13, este que es mi blog personal -tengo otros temáticos- va a registrar la visita número 50 000(Cincuenta mil)que, según cómo se lo mire, puede parecer o poco o mucho; pero la cifra es emblemática y, lo más importante, real.

A tres personas debo agradecer el haberme introducido en el mundo de los blogs y el haberme animado, en el sentido de pensar que yo tenía algo que ofrecer, a abrir este, que fue mi primer blog -luego otros vinieron por añadidura y alguno pereció en el camino-. Estos amigos son: Eduardo Subieta, Nicolás Peña y Julio Aliaga.

En este espacio publico mis ideas, mis memorias y mis ocurrencias... y lo seguiré haciendo. Gracias por darte unas vueltitas por Pukacosa!!!!!!!

jueves, 12 de enero de 2012

el censo y los censores




UN CENSO ES UN INSTRUMENTO TÉCNICO, NO UN DISPOSITIVO IDEOLÓGICO.

EL CENSO DE 2001 OMITIÓ UN DATO RELEVANTE Y OCASIONÓ UNA DISTORSIÓN SOBRE LA QUE SE HA CONSTRUIDO UN DISCURSO FICTICIO.

SIENDO ÉSTA LA OPORTUNIDAD PARA RECTIFICAR AQUÉL ERROR, POR EL CONTRARIO EL RÉGIMEN HA DISEÑADO UNA BOLETA CENSAL DESTINADA A ELIMINAR ESTADÍSTICAMENTE AL MESTIZO(A), QUEDANDO, QUIENES NO SE AUTOIDENTIFIQUEN CON ALGUNA DE LAS MÁS DE CINCUENTA ETNIAS PUESTAS A CONSIDERACIÓN DE LOS BOLIVIANOS Y BOLIVIANAS, TIENEN, COMO OPCIÓN, LA CASILLA “NINGUNO”.

ESTÁ, A LAS CLARAS, QUE EL RÉGIMEN PRETENDE AFIRMARSE EN EL FALSO DISCURSO DE LA RURALIDAD, LA ORIGINARIEDAD Y LA INDIGENIDAD, ASPECTOS DE LOS QUE ESTÁ MUY DISTANTE EN LA REALIDAD, PERO QUE LE OTORGAN CIERTO SUSTENTO POLÍTICO.

EL VICEMINISTRO DE DESCOLONIZACIÓN HA DICHO QUE LOS MESTIZOS “TIENEN QUE PROBAR QUE EXISTEN”; LE TOMAMOS LA PALABRA. LA MEJOR MANERA DE HACERLO ES INCLUIR LA OPCIÓN “MESTIZO/A” Y COMPROBAR SI TAL CATEGORÍA TIENE PESO DEMOGRÁFICO O NO. ¿CUÁL ES EL MIEDO DEL RÉGIMEN?... ¿QUE SE LE DESMORONE EL DISCURSO?.

OTRO TRUCO AL QUE VA A RECURRIR EL RÉGIMEN PARA RURALIZAR LA CIFRAS Y JUSTIFICAR UNA SOBRE-SOBRERREPRESENTACIÓN RURAL EN EL LEGISLATIVO –ACTUALMENTE EL CAMPO YA ESTÁ SOBRERREPRESENTADO- ES EL RETORNO DE LOS “RESIDENTES” A LAS COMUNIDADES DE LAS QUE PROCEDEN, DISTORSIONANDO DE ESTA MANERA LA ASIGNACIÓN, POR POBLACIÓN, DE RECURSOS DE COPARTICIPACIÓN E INCLUSO DE IDH, ESCAMOTEANDO RECURSOS QUE LEGÍTIMAMENTE PERTENCEN A LAS CIUDADES –EN LAS QUE LOS “RESIDENTES” PASAN EL 90% DE SU TIEMPO-.

RECORDEMOS QUE “AUDITORÍA DE LA DEMOCRACIA” (SELIGSON) SEÑALA UN 64% DE MESTIZOS, DATO QUE PARECE CONSERVADOR FRENTE AL 73% QUE CONSIGNA LA “ENCUESTA SOBRE DIVERSIDAD HOY”, REALIZADA POR LA FUNDACIÓN UNIR CUANDO ANA MARÍA ROMERO –POSTERIORMENTE SENADORA POR EL MAS- ERA SU DIRECTORA.

martes, 10 de enero de 2012

Correos y señuelos



En un sabroso intercambio de mensajes con mi amigo Wilson Sandy, recordábamos cómo nuestros viejos, antiguos luchadores de la causa por la democracia, nos habían utilizado como señuelos y como correos en sus aprestos conspirativos contra la dictadura de Banzer.

Yo ya había escrito algo sobre esto en alguna de mis columnas, pero en el referido intercambio adquirió una dimensión más objetiva.

Sólo después de mucho tiempo -de esto nunca hablé con mi padre, ni a él se le dio por explicarlo- me pregunté por qué me llevaba a todas las reuniones políticas -yo tendría entre 10-12 años-, me dejaba en el recibidor de las distintas casas y al cabo de dos horas, más o menos, salía y nos íbamos de regreso. Algo parecido sucedía con Wilson y su padre. Y, a veces, coincidíamos en alguna casa.

La "movida" era inteligente pero irresponsable: se supone que ningún agente de control político sospecharía de un hombre "paseando" con el niño. Sin embargo, no se lo reclamo; a estas alturas me trae la sensación de "haber estado ahí" cuando se luchaba por conquistar la democracia.

Otra tarea de la que nos enteramos sino hasta mayorcitos -pues para nosotros era pura diversión- era la de mensajeros: llevábamos cartas a los domicilios de los líderes de la resistencia.

" yo me acuerdo que llevaba informacion desde mi casa hasta Sopocachi atravesando por tanques en la Mariscal Santa Cruz, era chango y quien sospecharía?", recuerda.

"¿Te acuerdas lo que jugabamos en el patio de una casa mientras nuestros viejos tenian "la reunión secreta"?, me pregunta.

Claro que me acuerdo y coincido con él en que nosotros no pondríamos la integridad de nuestros respectivos hijos en una situación análoga.

viernes, 6 de enero de 2012

Campo minado



El régimen lo sabe: está jugando los descuentos. Los discursos de sus dos hombres fuertes durante los últimos días más parecen rogativas buscando algún milagro. Con dos años aún por delante, el propio engendro que creó se lo está engullendo sin piedad; la hipertrofia de poder hará el resto.

Lo anteriormente dicho se apoya en el supuesto de que se mantenga lo poco de democracia que queda (la urnas, un mínimo de libertad de expresión); porque en un arranque de sinceridad, el régimen puede cancelarla y formalizar su dictadura –escenario nada improbable-. En el mejor de los casos, siempre bajo el supuesto electoral/informativo, podría ser primera o segunda minoría lo que le obligaría a estar acompañado o a acompañar a otra(s) fuerza(s) política(s): acostumbrado como está a atropellar sin dar cuenta a nadie por ello, sería una especie de suicidio asistido.

Por las señales que veo, me aventuraría a pergeñar que el régimen se encuentra ya en el empeño de entorpecer al máximo el gobierno de quien suceda a Evo Morales, blindándose a sí mismo, para comenzar. Sucre y Quillacollo han demostrado que, aún controlando el órgano electoral, es vulnerable; así ocurrió también en las “elecciones” para el órgano judicial, en las que pese a intentar, forzadamente, equilibrar el voto urbano con el rural, no se pudo torturar las cifras hasta lograr tal extremo.

Dando por descontado que el Tribunal Constitucional dará luz verde a la re-reelección, también se cerrarán las compuertas a eventuales juicio de responsabilidades.

El censo será usado para “ruralizar” las cifras y justificar la futura sobre-sobrerrepresentación y para canalizar recursos de manera truculenta (sabemos que luego del censo los “campesinos” retornarán a sus ciudades de residencia) y, para sustentar el discurso “orinoca” (originario/indígena/campesino) eliminando al mestizo en la boleta censal.

Dos años para potenciar a su reducto cocalero/narcovinculado son más que suficientes para hacerle la vida imposible a cualquier gobierno, por muy bienintencionado que fuera.

La próxima gestión será una especie de campo minado. En esas condiciones, ¿quién se animará a tomar la posta?

domingo, 1 de enero de 2012

32 años de vegetariano



Acabo de volver de una parrillada que NO compartí con mis amigos...jajajaja.

Coincidió esta ocasión con la determinación que tomé aquel 1 de enero de 1980, 32 años atrás, de ser vegetariano. Lo sigo siendo y me siento bien.

Entiéndase bien; es una cuestión personal que no obedece a algo en particular. No soy un activista del vegetarianismo, ni ando tratando de convencer a nadie de optar por él. Es más, estimulo en mi hijo el consumo de carne mientras dure su proceso de desarrollo físico... luego él verá si seguir haciédolo o no. Es, ante todo, un asunto de elección dentro de la libertad individual.

Como sabes, dentro del vegetarianismo hay también matices. Yo soy lo que podríamos llamar pisci-ovo-vegetariano. Del resto, incluida la leche, ni hablar... pero esa es mi elección y nadie está a obligado a seguirla. Solo se trata de vivir!!!!